martes, 5 de octubre de 2010

Viaje Madrid-Benicassim-Valencia-Madrid


Con motivo del encuentro que la asociación Ale desarrolló en Benicassim entre el 3 y el 6 de septiembre salimos desde Asturias para por el camino (pues con tantos kilómetros había que hacer noche para que descansaran los peques) visitar El Parque Warner, donde Mario disfruto un montón. A nosotros (los padres) no nos gustó tanto como otros parques pero lo pasamos bien.






Después de la visita al parque nos fuimos a descansar al hotel que estábamos agotaos y salimos al día siguiente para Benicassim al encuentro de Verano de Ale. Nos encontramos con muchas familias homeschoolers y mientras los padres hablábamos de nuestras experiencias y nuestras cosas nuestros hijos estrechaban lazos jugando en la piscina o en los jardines del albergue  Argentina. El albergue está fantásticamente situado en el paseo marítimo de Benicassim a escasos 100 m. de la playa, es muy grande y está bien atendido y tener la playa tan a mano y contar con las dos piscinas y pistas de fútbol y baloncesto es todo un lujo.
Una vez concluido el encuentro de ALE continuamos dos días más nuestra estancia en el Albergue para poder visitar Valencia, concretamente la Ciudad de las Artes y las Ciencias. Decir que es una visita genial, en la que tanto peques como grandes podemos aprender un montón y que además tuvimos la suerte de poder visitar una exposición temporal de Dinosarios que entusiasmó a Mario, pues es un tema que particularmente le interesa y la gusta. Disfrutamos también del cine en 3D que tienen tan espectacular y por supuesto del oceanográfico que es simplemente fantástico. Lo que menos nos gusto posiblemente fuera el museo de las ciencias, aunque quizá influyera que lo vimos un poco a carreras pero creo que las expuesto estaba de manera poco atrayente porque no suscitaba demasiado interés salvo cosas puntuales.



















Tras la visita a la Ciudad de las Artes y las Ciencias nos volvimos al albergue a descansar y al día siguiente emprendimos el viaje de vuelta a Asturias haciendo escala nuevamente en Madrid y aprovechamos para visitar el Museo del Prado, he de decir más por empeño mío que por interés de Mario, sacando en conclusión que no es una visita demasiado aconsejada para niños de 4-5 años pues hay demasiados cuadros de imágenes religiosas que a Mario le daban miedo y menos mal que no lo llevé a ver las pinturas negras de Goya que me dan miedo hasta a mí que tengo 33 años, aunque me parezcan sublimes.


Por último y ya de camino a Gijón, nos detuvimos en el centro comercial que está en la Puerta de Toledo en Madrid para visitar la tienda de Dideco, por recomendación de Mari Jose, la mamá de Samuel (compañeros de Ale) y hacer acopio de materiales didácticos para Mario y ver un montón de cosas interesantes para utilizar en el futuro aprendizaje de Mario y nuestro.
Para todo el viaje realizamos un cuaderno de viaje a partir de una idea que vimos en el Blog dalle un coliño que nos pareció muy interesante.http://dalleuncolinho.blogspot.com/2010/07/cuaderno-de-viaje-para-ninos.html

No hay comentarios: